Cardo Mariano

El cardo mariano recibe su nombre de una antigua leyenda. La Virgen María, tratando de esconder a su hijo Jesús de los soldados de Herodes, lo ocultó bajo esta planta. Sin embargo, en su precipitada huida dejó algunas gotas de leche sobre sus hojas, dando lugar a sus características manchas blancas.

Descripción de la planta

La planta puede alcanzar 1 ó 2 metros de altura, sus hojas son ovaladas, de color verde y con nervios blancos, sus flores son púrpura con grandes espinas en su base. Produce gran cantidad de semillas que son esparcidas con la ayuda del viento. La planta requiere suelos con elevados niveles de nitrógeno y suele encontrarse en zonas próximas a los ríos. Las hojas tienen elevada concentración de nitrato potásico, lo que actúa como toxina a los animales que se alimentan de ellas. Estas plantas son capaces de crecer y permanecer en la misma zona durante varios años. Una vez que están firmemente establecidas en un lugar, pueden expandirse y reemplazar a otras especies vegetales.

Cardo mariano Medicinal

Usos medicinales

La planta se ha utilizado desde la antigüedad para el tratamiento de problemas del hígado, incluyendo el daño causado por el alcohol y otras sustancias tóxicas que pueden estar presentes en los alimentos. La planta contiene silimarina, que estimula la regeneración de las células del hígado. También aumenta la secreción de la bilis, por lo que se recomienda su uso en casos de problemas digestivos causados por una escasa producción de bilis. Además, tiene efectos beneficiosos en el control de menstruación abundante y en casos donde se produzca sangrado de nariz frecuente.

La parte utilizada son sus semillas, ya que éstas contienen una elevada concentración de silimarina. Las semillas de cardo mariano pueden consumirse directamente o bien utilizar su extracto, que puede ser en forma líquida o presentarse en forma de cápsulas.

Efectos adversos y precauciones

El consumo de cardo mariano puede producir dolor de estómago, diarrea, náusea y vómitos. Puede reducir el apetito y producir gases intestinales. Los diabéticos deben tener especial precaución, puesto que puede producir alteraciones en los niveles de glucosa.

No comments.